Aprendiendo a ser previsor

3 diciembre, 2018

Los problemas laborales normalmente nos acompañan a casa a final del día. Por ello, ser previsor y precavido puede ayudarte a conciliar tu vida profesional y personal. Así, solo tendrás que preocuparte de la efectividad y evolución de tu negocio.

Como empresario no solo debes tener en cuenta el presente. Es muy importante que pienses a corto plazo, pero también a medio y largo: todo lo que se decida o se haga hoy repercutirá en el futuro.

Debes ser consciente de que es imprescindible analizar y comprender los pensamientos y actos de tus clientes y trabajadores. De esta manera, sabrás qué carencias existen y qué cosas hay que mantener o mejorar.

Uno aspecto a tener en cuenta es conocer las obligaciones a las que tendrás que hacer frente el próximo trimestre. Se trata de una tarea compleja si no cuentas con la ayuda de algún profesional. Por ello, te indicamos algunos conceptos básicos que debes tener claros como empresario. Así, podrás saber si puedes, por ejemplo, deducir algún gasto y pagar menos impuestos.

Estar preparado para afrontar cualquier imprevisto no debe suponer ninguna dificultad. Revisa la manera en la que trabajas con tus clientes y recuerda que las cosas que hoy funcionan bien no tienen por qué hacerlo mañana. Aquí van algunos ejemplos:

  • Los cobros a tus clientes. La palabra cobro es positiva, pero deja de serlo cuando ves que ese ingreso no llega o ese cliente que te dijo que pasaría a final de mes no ha aparecido. En definitiva: no des fácilmente la mano porque podrían cogerte el brazo. Debes ser estricto y riguroso, motivo por el que tienes que intentar eludir la confianza en exceso. Así evitarás que una pequeña morosidad se convierta en un agujero sin fondo.
  • Captación de clientes. Por muy bien que te vaya, tanto a nivel de ingresos como de clientes fidelizados, no debes cesar en tu empeño a la hora de seguir captando nuevos usuarios. ¡No debes conformarte!

También te recomendamos dedicar cierto tiempo de la semana a organizar tu agenda. Así, podrás cumplir todas las responsabilidades derivadas de la gestión diaria de tu negocio.

Queremos ayudarte. Por ello, te ofrecemos Hoy Gestión, un programa muy intuitivo con el que podrás consultar, en cualquier momento y desde cualquier lugar, cómo ha evolucionado y cuáles son las perspectivas de tu actividad profesional o negocio. Podrás detectar con un simple vistazo a los gráficos que aporta la herramienta si tu negocio marcha bien o si, desgraciadamente, podrías sufrir algún problema económico a corto o medio plazo. No lo dudes más: gestiona tu empresa o actividad de una forma más eficiente y eficaz con Hoy Gestión.